Clamidia o candidiasis vaginal

Las infecciones vaginales como la clamidiasis y la candidiasis vaginal pueden compartir algunos síntomas en común lo cual puede conducir a una confusión. No obstante, existen claras diferencias entre ellas, tanto en las causas que la generan, los tratamientos, signos y complicaciones.

Algo que las identifica por igual es la incomodidad que generan a la mujer que las padece. Por ello, ante una situación de candidiasis vulvovaginal o clamidias, lo mejor es estar informado para poder actuar lo más pronto posible.

Diferencias entre clamidias y candidiasis vaginal

Qué es la clamidia y qué la causa

infeccion vaginal clamidia

La candidiasis a menudo se confunde con otras infecciones vaginales como la clamidiasis.

La clamidia es una Infección de Transmisión Sexual (ITS) causada por la bacteria Clamidia trachomatis. La clamidia es posiblemente la enfermedad de transmisión sexual más común, reportándose cada año 131 millones de casos de clamidiasis, según lo especificado en el portal de la Organización Mundial para la Salud.

Se trata de una infección que se presenta con más frecuencia en la población joven que transita de los 19 a los 25 años.

La clamidia puede presentarse en la vagina, el cuello del útero, las trompas de Falopio, el ano, la uretra y/o los ojos. Siempre por contacto directo con una zona afectada.

La candidiasis vaginal es causada por un hongo llamado candida albicans y no es una Infección de Transmisión Sexual. Además del hongo candida albicans existen otros hongos que puede causar una candidiasis como son el Candida parapsilosis, Candida tropicalis, Candida glabrata, Candida krusei, etc. Son aproximadamente, más de 190 las especies de candida.

La infección vaginal por hongos es una infección muy común, de hecho, se estima que el 75% de las mujeres poseerán al menos un episodio de hongos vaginales a lo largo de su vida, de las cuales, un poco menos de la mitad, posiblemente padezca más de un brote de estos hongos.

La candidiasis puede afectar diversas partes del cuerpo, de hecho, es común que aparezca en lugares cálidos y húmedos del cuerpo como son la vagina, la boca, el intestino, pero en general, puede afectar cualquier parte de la piel y en especial, las mucosas.

¿Cómo se contagia la clamidia?

Como mencionamos anteriormente, la clamidia es una ITS y la forma de contagio es por medio del contacto sexual sin protección. La protección contra ITS la proveen los condones de látex tanto masculinos como femeninos, aunque los primeros se consideran más seguros la mayoría de las ocasiones. El contacto sexual puede ser tanto vaginal, anal u oral.

clamidiasis en mujer embarazada

Las mujeres embarazadas deben hacer controles para detectar posibles infecciones vaginales.

Sin embargo, también es posible contagiarse clamidia en los ojos si se tocan con secreciones infectadas. En el caso de las mujeres embarazadas, también podrán transmitirle la enfermedad al feto.

 

No es posible contagiarse clamidia por usar objetos, utensilios o prendas personales con una persona infectada. Tampoco por otro tipo de contacto que no sea el sexual, por ejemplo, un beso o abrazo.

¿Cómo se contagia la candidiasis vaginal?

La candidiasis vaginal no se contagia como una enfermedad cualquiera. En realidad, el hongo candida albicans vive en pequeñas colonias en el cuerpo humano sin ocasionar inconvenientes. No obstante, por determinados factores, el hongo comienza a crecer en exceso y se genera la infección vaginal por hongos.

Por lo tanto, en este caso, más que de contagio, lo mejor sería hablar de ‘factores que incrementan el riesgo de un brote de hongos’. Estos son:

  • El embarazo,
  • Sistema inmunitario débil,
  • Diabetes (no controlada, en especial),
  • Practicar duchas vaginales,
  • Estrés,
  • Etc.

Personas más vulnerables a la clamidia y factores que incrementan el riesgo de infección

Del mismo modo que en cualquier enfermedad, hay algunos grupos de personas con mayores riesgos de contraer esta infección de transmisión sexual:

  • Los mayores casos de clamidias se detectan en personas de 19 a 25 años de edad,
  • Personas que no se protegen con condones de látex en sus relaciones sexuales,
  • Personas que poseen más de una pareja sexual,
  • Personas que poseen compañeros sexuales que tienen más de una pareja sexual,
  • Personas que poseen o han tenido una ITS.
  • Personas vulnerables a las infecciones por hongos y factores que incrementan el riesgo de la infección

    signos de las infeccioens vaginales

    Los síntomas de la clamidiasis a menudo se confunden con los de otras infecciones vaginales.

  • En el caso de la candidiasis vagina, ya mencionamos los factores anteriormente. Repetimos:
  • Consumo de antibióticos y esteroides,
  • Diabetes,
  • Embarazo,
  • Sistema inmunitario debilitado,
  • Realizarse duchas vaginales,
  • Estrés,
  • Etc.

Síntomas de la infección vaginal clamidiasis

La clamidia es una infección que no suele presentar síntomas. De hecho, según los expresado por The Center for Young Women’s Health (CYWH), el 70% de los casos de mujeres con clamidias no presenta síntomas y en los casos en que se presentan, solo lo hacen luego de algunas semanas.

  • Dolor en el abdomen bajo
  • Dolor en las relaciones sexuales,
  • Picazón, ardor, enrojecimiento y secreciones.
  • Necesidad de orinar más frecuentemente que lo normal,
  • También puede presentarse sangrados luego del coito y entre los períodos.

Los síntomas de la clamidiasis son muy parecidos a los de la gonorrea.

Síntomas de la candidiasis vaginal

Las infecciones vaginales por hongos pueden presentarse con algunos síntomas determinados como son:

  • Flujo vaginal blanco/blanquecino con una consistencia similar al queso cottage o yogur,
  • Picazón y ardor, inflamación de la vulva e irritación del área vaginal.
  • Dolor en la micción o durante las relaciones.

Existen muchos otros síntomas de la candidiasis, pero son más específicos de cada caso. Los mencionados son los más comunes.

Tratamiento para la clamidiasis

Una clamidia debe ser tratada con antibióticos para ser curada. De hecho, la clamidiasis es una infección de transmisión sexual que realizando el tratamiento correspondiente puede ser eliminada sin presentar resistencia como es más habitual en otras ITS como la gonorrea, por ejemplo.

Los antibióticos empleados para el tratamiento de la clamidia son azitromicina y la doxiciclina, por lo general. No obstante, nunca te automediques y siempre concurre a un profesional de la salud.

Es fundamental que para curar definitivamente la clamidia el compañero sexual también reciba el tratamiento. De lo contrario, habrá un nuevo contagio.

Cuál es el tratamiento para la candidiasis vaginal

medicacion para los hongos vaginales

Una amplia gama de antimicóticos están disponible para tratar los hongos vaginales.

En el caso de las infecciones vaginales por hongos los tratamientos se realizan con antimicóticos. Los antimicóticos son medicamentos (cápsulas, pomadas o aplicaciones que se insertan en el interior de la vagina), cuya función es eliminar los hongos.

Los antimicóticos más comunes son Fluconazol, Tioconazol, Butoconazol, Clotrimazol, Itraconazol, Terconazol, Miconazol, Etc. Del mismo modo que con los antibióticos, no es conveniente automedicarte, aunque los antimicóticos sean de venta libre.

¿Qué peligros se corre con la clamidia?

La clamidiasis debe ser tratada puesto que si persiste puede generar serios problemas de salud. Por ejemplo, puede comenzar a causar dolor en el abdomen bajo crónico. A su vez, también puede extender la infección del cuello uterino hacia las trompas de Falopio y los ovarios, causando una Enfermedad Inflamatoria Pélvica (EPI). Esta enfermedad puede generar trastornos en el embarazo como embarazo ectópico (un embarazo fuera de lugar) e incluso, infertilidad en la mujer.

¿Hay peligros con una candidiasis vaginal?

Los hongos vaginales no ocasionan problemas serios de salud, no obstante, si los hongos se tornan crónicos pueden afectar la vida emocional de la mujer. En ocasiones, las molestias como la picazón, el ardor, la irritación, el dolor durante de las relaciones sexuales pueden interferir en la vida cotidiana causando malestares profundos.

Conclusión

Aunque estas dos infecciones vaginales posean una naturaleza totalmente diferente, comparten algunos rasgos en común que las asemejan. En especial, los malestares y situaciones embarazosas que las mujeres deben atravesar.

Pero más allá de esta situación, ambas también tienen tratamiento y pueden ser curadas definitivamente.

libro pdf hongos no mas pequeñoPor último, aquellas mujeres que poseen problemas con hongos, en especial, si se trata de hongos resistentes, en la actualidad existen un tratamiento muy efectivo “Infecciones Por Hongos No Más”. Este tratamiento fue escrito por Linda Allen y en la actualidad ayudó a muchas mujeres a resolver los problemas con los hongos recurrentes.

Espero que todo mejore pronto, Saludos!

Si este artículo te sirvió, puedes compartirlo en Face, darle Me Gusta o compartirlo en alguna red social. De ese modo, la página se hará más conocida.

Otros artículos de interés

Acerca de Liliana Paz

Que los hongos vaginales no sean el eje de tu vida. Compartamos información útil para acabar de una vez por todas con esta infección.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No olvides dejar un comentario, un pensamiento o una pregunta.