Tipos más comunes de Infecciones vaginales

Las infecciones vaginales son algo muy habitual que prácticamente ninguna mujer está libre de padecer al menos una vez en su vida. Por ejemplo, se estima que aproximadamente el 75% de las mujeres padecerá al menos una vez en su vida una infección por hongos. En el caso de la vaginosis bacteriana, estudios realizados por NICHD – Instituto Nacional de la Salud Infantil y Desarrollo Humano de los EE. UU., observaron que el 30% de las mujeres en edad reproductiva tendrá un episodio o más de esta infección.

infeccion vaginal

Las infecciones vaginales son episodios muy comunes en la vida de las mujeres.

No todas las infecciones vaginales son iguales, aunque sí es posible que compartan algunas características. Por ejemplo, es común que todas generen algún tipo de variación en el flujo, molestias en la vulva/vagina, irritación o una vaginitis.

En este artículo mencionaremos algunos de los síntomas más comunes de estas infecciones, así como la forma de tratarlas.

Infecciones vaginales más comunes

Las infecciones más comunes son candidiasis vulvovaginal, vaginosis bacteriana, clamidias, gonorrea, tricomoniasis, infección vaginal por virus. Cada una de ellas tiene una causa diferente, por lo que sus síntomas y tratamientos también serán diferentes.

Clamidias

La clamidias es un tipo de infección vaginal causada por una bacteria: Chlamydia trachomatis. Se trata de una enfermedad de transmisión sexual muy difícil de detectar puesto que a menudo no presenta síntomas y las personas la padecen sin saberlo. Solo el 70% de la población que posee clamidias presenta síntomas.

La clamidias puede presentar algunos síntomas como dolor en la micción, fiebre, dolor en el abdomen bajo, dolor en el coito, flujo vaginal en exceso y sangrado, en especial luego del coito.

En raros casos, el flujo puede presentar un color blanco/blanquecino y ser maloliente.

El tratamiento para la clamidia es mediante antibióticos. Los más frecuentes suelen ser Azitromicina, Doxiciclina, Eritromicina, Josamicina, Ofloxacina. Cuando los casos son más severos, se emplea Metronidazol o Clindamicina.

Es fundamental que el compañero sexual también se realice el tratamiento para eliminar la clamidias, presente o no síntomas.

Vaginosis bacteriana

La vaginosis bacteriana es una infección vaginal causada por un grupo de organismos, la bacteria gardnerella vaginales es la más conocida de todos. Se trata de la infección vaginal más habitual, representando según el portal del NICHD – Instituto Nacional de la Salud Infantil y Desarrollo Humano de los EE. UU., el 50% de los casos de infecciones vaginales en las mujeres.

Los síntomas que presenta esta infección vaginal son muy característicos, aunque cabe aclarar que también puede presentarse asintomática: olor fétido como a pecado el cual se intensifica luego del coito y antes del período menstrual, flujo blanco/grisáceo, que en ocasiones suele ser más delgado, molestias en el coito y al orinar.

infeccion en la vagina

La candidiasis vaginal y la vaginosis bacteriana no son consideradas infecciones de transmisión sexual.

La vaginosis debe ser tratada puesto que podría acarrear daños a la fertilidad de la mujer. En las mujeres embarazadas, puede ocasionar trabajo en el parto y parto prematuro. Además, puede incrementar el riesgo de padecer enfermedades de transmisión sexual (ETS), aunque cabe aclarar que la vaginosis bacteriana no está considerada una ETS.

Una vaginosis bacteriana se trata con antibióticos. Los dos antibióticos más comunes para la vaginosis son el Metronidazol y la Clindamicina.

Candidiasis Vaginal O Vaginosis Bacteriana”

Candidiasis vulvovaginal

La candidiasis vulvovaginal, vaginal o infección vaginal por hongos o levadura es una de las infecciones vaginales más comunes. Esta condición consiste en el crecimiento excesivo de un tipo de hongo, generalmente el hongo candida albicans en la mucosa vaginal.

El hongo candida albicans vive en pequeñas cantidades en el cuerpo humano sin ocasionar problemas, sin embargo, por diferentes factores comienza a proliferar descontroladamente ocasionando una vaginitis.

Los síntomas de una candidiasis vaginal son pueden ser algunos de los siguientes: picazón intensa en la mayoría de los casos, ardor, inflamación e irritación. Descargas de flujo de color blanco con una consistencia similar al queso cottage. Puede contener como grumos y no tiene olor. Dolor al orinar y durante las relaciones sexuales. Los síntomas pueden intensificarse luego del coito y antes del período menstrual.

De acuerdo al portal MedlinePlus de la Biblioteca Nacional de Medicina de los EE. UU., el tratamiento que recibe la candidiasis vaginal es de antimicóticos como son Miconazol, Clotrimazol, Tioconazol, Butoconazol, Terconazol.

Tricomoniasis

La tricomoniasis es una infección vaginal que se transmite sexualmente, es decir, se trata de una infección de transmisión sexual (ITS). La tricomoniasis es causada por el parásito Trichomonas vaginalis.

La tricomoniasis es una infección que puede pasar desapercibida fácilmente debido a que los síntomas de esta infección solo están presentes en un 30% de los infectados. Es decir, que el 70% de las personas que poseen tricomoniasis no presenta signo alguno. A su vez, no siempre los síntomas están claros y en muchas ocasiones solo se presenta uno de ellos.

Algunos de los síntomas de esta infección vaginal son la presencia de flujo transparente, blanquecino, verdoso o amarillento con olor desagradable como a pescado, picazón, enrojecimiento, ardor e inflamación de los genitales. Dolor al orinar. Estos síntomas pueden intensificarse durante el coito. La tricomoniasis debe ser tratada para que la infección no se abra paso por el cuello uterino y afecte otras partes vitales de los genitales femeninos.

antibioticos para infeccion

Cada infección vaginal posee una medicación diferente en dosis distintas. Automedicarse puede convertirse en un grave error para la salud.

De acuerdo al The Center for Young Women’s Health (Centro para la Salud de las Mujeres Jóvenes) La tricomoniasis se trata mediante antibióticos. El antibiótico empleado para esta ITS es el Metronidazol o Tinidazol.

Es fundamental que el compañero sexual se realice el tratamiento para que no exista un nuevo contagio. Del mismo modo, hasta no haber completado el tratamiento no se deben mantener relaciones íntimas.

Gonorrea

La gonorrea es una infección de transmisión sexual causada por la bacteria Neisseria gonorrhoeae. Se trata de la segunda ITS más común en el mundo y suele presentarse con mucha frecuencia en jóvenes de 15 a 24 años de acuerdo a lo señalado por Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE. UU.

La gonorrea puede contagiarse tanto por practicar relaciones sexuales vaginales, anales y orales. Es importante controlar esta infección, de lo contrario, puede acarrear complicaciones de salud importantes como infección de las trompas de Falopio, infertilidad, enfermedad inflamatoria pélvica, embarazo ectópico, transmisión de la infección al bebé en mujeres embarazadas, parto prematuro, etc.

Los síntomas de la gonorrea pueden confundirse con el de otras infecciones vaginales. Algunos de estos signos pueden ser dolor, ardor en especial al orinar, dolor en el coito, fiebre, dolor en el abdomen bajo, flujo vaginal de color verdoso o amarillento con olor desagradable.

La gonorrea es tratada con antibióticos. En un alto número de casos, también se tendrá clamidias, por lo cual, se recetará antibióticos para eliminar ambas infecciones vaginales. Algunos medicamentos usados para la gonorrea pueden ser ceftriaxona, azitromicina. A menudo se emplean cefalosporinas en combinación con tetraciclinas.

Conclusión

Estas son algunas de las infecciones vaginales más comunes, aunque no son las únicas. Por ejemplo, nos quedan aún las infecciones vaginales por virus como las causadas por el VHS (Virus del Herpes Simple) o el VPH (Virus del Papiloma Humano).  Estas otras infecciones las iremos agregando en el futuro.

Para concluir solo resta mencionar que las infecciones son algo más que habitual en la vida de las mujeres. El 90% de la población femenina padecerá alguna infección en sus genitales en algún momento de sus vidas y aunque esto puede sonar desalentador, la buena noticia es que a través de los mecanismos de prevención y los medicamentos podremos controlar y eliminar los organismos que las causan.

libro pdf hongos no mas pequeñoEn el caso de las mujeres que padecen una infección vaginal por hongos, solo me resta sugerirles que prueben el método ‘Infecciones por hongos no más’ de Linda Allen. Este método consiste en una serie detallada de técnicas para eliminar definitivamente el hongo candida albicans de nuestra vagina.

Para más detalles sobre el método de Linda Allen HAS CLICK AQUÍ <<<

Estimado lector, si este artículo te fue útil, no olvides Compartir, poner Me Gusta, hacer un Twist o compartir en Google +. De esta forma ayudarás al sitio a que sea más conocido.

Otros artículos de interés:

Fuentes:

Acerca de Liliana Paz

Que los hongos vaginales no sean el eje de tu vida. Compartamos información útil para acabar de una vez por todas con esta infección.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No olvides dejar un comentario, un pensamiento o una pregunta.