Flujo Vaginal Normal ¿Cómo Identificarlo?

Secreción Vaginal Fisiológica

El flujo vaginal es una secreción corporal normal que no está necesariamente relacionado con una enfermedad, infección o condición patológica. Es decir, se trata de un proceso fisiológico normal en todas las mujeres.

Sin embargo, en algunos casos como frente a infecciones vaginales, vaginitis o alergias puede producirse un flujo patológico que reemplaza el normal.

El flujo vaginal se origina en las glándulas en el interior de la vagina y está estimulado por la hormona estrógeno, la hormona femenina más representativa. Sin embargo, no podemos verlo hasta que aparece por el agujero externo de este órgano.

Las mujeres que se encuentran en edad reproductiva poseen un flujo particular debido a la cantidad de estrógeno que producen. Esta es una descarga vaginal normal y que es mucho más abundante durante el embarazo, cuando se toma píldoras anticonceptivas con estrógeno, durante la ovulación y días antes del ciclo menstrual.flujo vaginal normal

La composición del flujo vaginal es básicamente bacterias naturales de la vagina que no son patológicas, moco y células muertas.

La cantidad de flujo vaginal que una mujer emite durante el día es algo muy variable y depende de muchos factores. A rasgos generales se podría decir que una mujer produce entre 2 a 5 ml de flujo al día, lo cual alcanza para mantener la vagina lubricada, higienizada y libre de infecciones.

El flujo tiene como función limpiar el canal vaginal permitiendo que no se generen infecciones de ningún tipo.

Además, también permite la lubricación para evitar la fricción durante el coito y permite que los espermatozoides se deslicen con mayor facilidad durante una relación sexual para fecundar el óvulo.

El flujo vaginal normal puede ser blanco o blancuzco, aunque podría tener leves variaciones. También puede ser transparente.

La consistencia también es variable pudiendo ser grumoso, cremoso, acuoso, denso con mucha elasticidad.

El olor es algo difícil de distinguir. La mayoría de las veces el flujo vaginal normal no tiene olor, aunque en algunos casos podría percibirse un leve olor a pan o levadura. También se puede percibir un olor similar al del ácido del yogur puesto que un microorganismo presente en la vagina es el lactobacillus acidophilus, también presente en el yogur.

¿Cuándo el Flujo Vaginal NO es Normal?

Aquí llegamos a un punto importante. Lo cierto es que la mejor forma de identificar el flujo vaginal normal en cada mujer es oponiéndolo a un flujo patológico, es decir, un flujo que tiene un problema de fondo.

Si el flujo está acompañado de algunos síntomas particulares podríamos decir que hay un problema de fondo. Los síntomas en la vagina y vulva que denotan una condición subyacente pueden ser:

  • Irritación
  • Inflamación
  • Dolor
  • Ardor
  • Enrojecimiento,
  • Picazón
  • Olor fétido
  • Consistencia totalmente diferente
  • Dolor o molestias al tener relaciones
  • Dolor o molestias al orinar
  • Fiebre
  • Dolor abdominal
  • Sangrado
  • Lesiones
  • Alergias
  • Etc.

Conclusión

Es importante saber identificar nuestro flujo habitual para poder advertir de inmediato cuando algo está funcionando incorrectamente. En ocasiones, los síntomas propios de una patología desaparecerán solos porque el propio organismo rechaza la infección, sin embargo, en otros casos podría persistir y la infección causar problemas mayores.

 

Por último, si deseas conocer un tratamiento natural, lejos de los medicamentos y óvulos que sirva para curar la candidiasis genital te sugiero que leas el libro/PDF de Linda Allen “Infecciones por hongos no más”. Para conocer más detalles sobre “Infecciones Por Hongos No Más” <<<libro pdf hongos no mas pequeño

Si este artículo te fue útil, no olvides compartirlo, dar un Twist, apretar el botón de Google + o darle en Me Gusta. De esta forma, el sitio se hace más conocido.

¡¡Mucha Suerte!!

No olvides dejar un comentario, un pensamiento o una pregunta.