Flujo Vaginal ❤ ¿Para qué sirve? ¿Cuándo debo Preocuparme?

¿Para qué sirve el Flujo Vaginal?

Seguramente en algún momento de lo preguntaste ¿Para qué están esas descargas constantes en tu vagina? Lo cierto es que todas las mujeres hemos hecho esa pregunta y no siempre obtenemos una respuesta.

El flujo vaginal tiene varias funciones, aunque no pareciera. Algunas de ellas son de mucha importancia, tanta que si no estuviera el órgano reproductor femenino no podría existir tal como lo conocemos hoy.

La principal función del flujo vaginal es que sirve como un mecanismo de limpieza y desinfección del órgano genital de la mujer.

Este líquido es producido dentro de la vagina por las glándulas. Es su función transportar desde el interior del órgano femenino, por ejemplo, cuello uterino y vagina, los restos de células muertas, bacterias y otros organismos patógenos.

De este modo, la vagina estará siempre limpia, prevendrá infecciones y estará lista para cumplir su función principal: servir como medio para la procreación.como es el flujo normal

A su vez, el flujo vaginal tiene como función la de mejorar la lubricación de la vagina y servir para que los espermatozoides puedan viajar con mayor facilidad hasta el óvulo y fecundarlo. Si el flujo vaginal no estuviera, sería casi imposible para los espermatozoides arribar los óvulos y la irritación de la fricción en el coito generaría vaginitis constantemente.

¿Cuándo el aspecto del Flujo Vaginal debe Preocuparme?

La mayoría de las ocasiones el flujo vaginal es completamente normal. Hay diferentes momentos del ciclo menstrual que harán que le flujo sea diferente, lo mismo ocurre a lo largo de la vida de una mujer. El flujo del momento previo a la menstruación es diferente a la que se produce 14 días antes. Del mismo modo, las descargas que se producen en embarazo, no son las mismas que se dan en la pubertad o la menopausia.

Entonces ¿Cuándo significa que hay un problema? El flujo vaginal debería preocuparte cuando está acompañado por otros síntomas como pueden ser

  • Molestias o dolor en las relaciones sexuales y al orinar
  • Sensación de ardor
  • Picazón severa
  • Irritación de la vulva y vagina
  • Sangrado que no es del siclo menstrual
  • Inflamación de la vulva/vagina
  • Dolor abdominal leve o fuerte, agudo o crónico
  • Olor desagradable como a pescado, podrido, fétido
  • Lesiones en el área genital
  • Aparición de protuberancias en el área genital
  • Fiebre
  • Sudoración excesiva
  • Consistencia más densa como si fuera queso cattage
  • Etc.

Si estos síntomas están presentes, es probable que exista una causa subyacente que deba ser tratada y resuelta para que las descargas vuelvan a ser normales.

Recuerda, del flujo vaginal se debe evaluar su color, su consistencia y su olor. Si el flujo vaginal tiene color habitual, pero hay un olor o consistencia diferentes, es buena idea realizar una consulta ginecológica.

Algunas Causas de Flujo Vaginal Anormal

  • Infecciones Vaginales
  • Vaginitis atrófica
  • Estrés
  • Probables quistes ováricos
  • Mala nutrición
  • Infección urinaria
  • Objeto extraño insertado en la vagina como algodón, tampón, preservativo, etc.
  • Vaginitis por algún problema en la piel
  • Uso de productos químicos en la piel como son detergentes, aerosoles, perfumes, tampones o toallas íntimas con aromas, etc.

Conclusión

Ahora que sabemos la importancia del flujo vaginal y cuándo deberíamos estar atentos a sus posibles cambios, es hora de iniciar una vigilancia más estricta. No debemos obsesión, sin embargo, cuando notamos algún cambio es bueno saber lo que podría significar.

Por último, si deseas conocer un tratamiento natural, lejos de los medicamentos y óvulos que sirva para curar la candidiasis genital te sugiero que leas el libro/PDF de Linda Allen “Infecciones por hongos no más”. Para conocer más detalles sobre “Infecciones Por Hongos No Más” <<<

Si este artículo te fue útil, no olvides compartirlo, dar un Twist, apretar el botón de Google + o darle en Me Gusta. De esta forma, el sitio se hace más conocido.

¡¡Mucha Suerte!!

No olvides dejar un comentario, un pensamiento o una pregunta.