Duchas Vaginales para las Infecciones ¿Son efectivas?

Una práctica muy común entre las mujeres en edad de fertilidad reproductiva es realizar duchas vaginales, lo cual consiste en higienizar (o lavar) el interior del órgano femenino con una solución. La razón de esta acción es retirar del interior de la vagina gérmenes patógenos, semen luego de una relación, deshacerse del mal olor, etc.

Sin embargo, los médicos desaconsejan esta práctica observando que los resultados de una ducha vaginal no son los mejores, por el contrario, constituyen un factor de riesgo para adquirir ciertas infecciones vaginales como candidiasis vulvovaginal (hongos vaginales), vaginosis bacteriana, clamidiasis, tricomoniasis, gonorrea, etc.

¿Qué son las duchas vaginales?

Una ducha vaginal es un lavado o limpieza de la parte interna del órgano femenino, la vagina. Para ello se emplea agua o alguna solución como vinagre, yodo, bicarbonato de sodio, etc. En farmacias pueden conseguirse estas preparaciones las cuales vienen en bolsas o pequeñas botellas.

Esta bolsa o botella posee un pico o tubo que se introduce en la vagina y luego se aprieta para que el líquido se vierta dentro del órgano femenino. La mezcla sale e ingresa a la vagina.como se hace ducha vaginal

Se estima que 1 de cada 5 mujeres entre las edades de 15 a 44 practica regularmente duchas vaginales. Los médicos no recomiendan realizarlas puesto que están relacionadas directamente con problemas para quedar embarazada, infertilidad, infecciones vaginales e Infecciones de Transmisión Sexual (ITS). Sigue leyendo…